Estamos al aire

Sonatina de Rubén Darío

Por Alonso Marroquín Ibarra - 14 de Agosto, 2008, 0:45, Categoría: Estamos al aire

Declamador: Alonso Marroquín Ibarra


Sonatina

Rubén Darío

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y vestido de rojo piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido su carroza argentina
para ver de sus ojos la dulzura de luz?
¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,
o en el que es soberano de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte,
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de mármol del palacio real;
el palacio soberbio que vigilan los guardas,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡Oh, quién fuera Hipsipila que dejó la crisálida!
(La princesa está triste, la princesa está pálida)
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe,
la princesa está pálida, la princesa está triste,
más brillante que el alba, más hermoso que abril!

«Calla, calla, princesa» dice el hada madrina;
en caballo, con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con un beso de amor».



Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Desde mi cuarto, a lo lejos, oigo un blues

Por Alonso Marroquín Ibarra - 5 de Agosto, 2008, 5:30, Categoría: Estamos al aire

Por Alonso Marroquín Ibarra

Algunas veces, creo que a todos nos ha pasado, he dado la impresión de estar ausente.

-¿En qué piensas? ¿Qué tienes?

-Nada.

La respuesta no es cierta. El cerebro, en sus evoluciones, nos hace viajar por muchas partes. Puede ser una simpleza la que nos abstraiga: un gato que saltó en el tejado vecino, una preocupación de esas que se encajan, la evocación de un paisaje soleado o neblinoso, una imagen colgada de la pared, en la que ya no reparábamos...

Les comparto un archivo de audio con algunas elucubraciones, de esas que me llegan cuando estoy como ausente.

Permalink ~ Comentarios (20) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Proyecciones

Por Alonso Marroquín Ibarra - 8 de Junio, 2008, 14:45, Categoría: Estamos al aire



Por Alonso Marroquín Ibarra

Me une a ti un vínculo extraño: esa impresión de ser como sombras del mismo cuerpo, con algunas pequeñas diferencias; proyecciones probables de distintos focos de luz, en ángulos distantes y en diferentes superficies.

Persiste la profunda convicción de que nuestras semejanzas son mortales: lo que a ti te pasa, también me pasa a mí.

Cualquier movimiento que hacemos es ampliado por un pantógrafo misterioso de origen indefinido, agrandándose unas veces en mí, otras en ti. Se vuelven superlativos nuestros sentimientos y se extreman sus dimensiones: más grande en uno de nosotros lo que es pequeño en el otro (a veces demasiado). Así, nuestros momentos de furia y tiranía, se convierten en personajes antagónicos: Yo, verdugo, tú condenada; tú reina cruel, yo vasallo.

Fuera de la vida cotidiana, por excepción, como un eclipse, como una alineación planetaria o el como el paso de un cometa visible para mis malos ojos, sólo en esas escasas ocasiones, llega una grandiosa coincidencia: los dos sumamos. El aliento antes tan solitario, se transforma en una inmensa llamarada; nuestra carne siente exponencialmente las caricias, rozando el aturdimiento; redescubrimos lo que sentimos y reemprendemos la aventura, hasta que la armonía… comienza nuevamente su interminable ruptura.

Oigo y siento en mi interior un rugido grave y profundo, que me avisa el comienzo de otro ciclo de truenos y cataclismos. ¡Estruendos de todos mis tiempos!

Te llegan los celos, te carcomes toda con suposiciones, inventas mundos que no puedes conquistar y, también, quemas tus naves, cortesianamente.

Me condenas y te condeno, en nueva cuenta, al sendero estrecho y cónico, donde tendremos que permanecer, inevitablemente, mientras sigamos ese ciclo tormentoso de locos enamorados.

Alonso M I

Archivo de Audio:     Proyecciones

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Junio 2020    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Writing Blogs - BlogCatalog Blog Directory